lunes, 15 de enero de 2018

Queque de duraznos y migas

En esta época, en la cual la madre naturaleza nos bendice que tanta fruta maravillosa, jugosa, fresca y dulce, parece un sinsentido preparar cualquier cosa sin agregarle alguna fruta veraniega. Así pues, un casual antojo de un queque casero derivó en este queque de duraznos y de migas, deliciosa y estival confección.


La receta cuenta con tres partes o capas. La primera corresponde al queque propiamente tal, el cual es sorprendemente esponjoso y agradable. El secreto para ello es el uso de crema ácida y de buttermilk, ingredientes que reaccionan con el bicarbonato de sodio, generando una miga tierna y feliz. No se preocupen: no espero que tengan estos ingredientes en su refrigerador. Encontrarán fáciles sustituciones al final de la receta (básicamente agregar un poco de jugo de limón a un poco de crema y/o leche).


La segunda capa son los duraznos propiamente tales. Si bien esta receta funcionaría bien con duraznos en conserva, no habría razón de usarlos por esta época, en la cual los duraznos frescos están en su máximo esplendor. Utilicé yo duraznos conserveros, los cuales tienden a ser un poco más secos que sus primos plátanos o nectarines. Por ello, pique los duraznos y los dejé reposar, unos 20 minutos, con un poco de jugo de limón y azúcar, cuestión que hace que liberen sus jugos y se vuelvan dulces, brillantes y almibarados.


La última capa se trata de un crumble, hecho de harina, canela y nuez moscada, azúcar morena y azúcar corriente, y mantequilla. Con estos ingredientes se forman migas, las cuales se vierten sobre el queque y los duraznos. En el horno, las migas se vuelven crujientes, lo que es un agradable contraste a la ternura del queque y la suavidad de los duraznos.


El resultado final es un queque simple, rico y veraniego. Para evitar sobrecalentar sus hogares, les recomiendo hornearlo en la noche, cuando está más fresquito. Por lo demás, no se me ocurre nada más mejor para acompañar un cafecito de media mañana que una tajada de este queque.


Queque de Duraznos y Migas


Receta adaptada de: Cooking Classy
Rinde: 1 queque redondo de alrededor de 20 cms (el número de porciones dependerá del tamaño de las tajadas, pero entre 6 y 12, dependiendo de la generosidad de espíritu)

Para el crumble:
1 1/4 taza de harina
1/3 de taza de azúcar morena
1/4 de taza de azúcar
1 1/4 de cucharadita de canela en polvo
1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
1/2 cucharadita de sal
110 gramos de mantequilla, derretida.

Para el queque:
1 1/2 taza de harina
1 cucharadita de polvos de hornear
1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de sal
1/3 taza de crema ácida (*si no tienes crema ácida, ver abajo)
1/3 taza de buttermilk (**si no tienes buttermilk, ver abajo)
1 cucharadita de vainilla
4 duraznos conserveros, o 5 duraznos nectarines
110 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente (sin derretir!)
2 huevos

Primero, hacer el crumble o las migas. Para ello, mezclamos la harina, las azúcares, la canela, la nuez moscada y la sal. A esta mezcla vertemos la mantequilla derretida, y mezclamos hasta que se formen migas. Ello se reserva en el refrigerador hasta justo antes de meter el queque al horno. Alternativamente, las migas pueden ser congeladas hasta por 2 meses, y espolvoreadas sobre cualquier queque o tarta.

Precalentar el horno a 180ºC (horno medio-alto). Preparar un molde redondo, de alrededor de 20 cms de diámetro, idealmente desmontable, enmantequillando su base y lados. Sobre la base, colocar un papel mantequilla.

Preparar los ingredientes secos: en un bowl de tamaño mediano, mezclar la harina, polvos de hornear, bicarbonato de sodio y sal.

Preparar los líquidos: mezclar en un jarrito medidor el buttermilk, la crema ácida y la vainilla. Si fuera necesario, hacer el buttermilk y la crema ácida.

Luego, preparar los duraznos: pelar los duraznos y cortarlos en tajadas de alrededor de 1/2 cms de espesor. Si es que los duraznos estuvieren poco jugosos (como típicamente pasa con los conserveros), agregar a las tajadas 1 cucharada de azúcar y 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido. Esto permitirá que suelten sus jugos.

Ahora sí, preparamos el queque: partimos batiendo la mantequilla con el azúcar, hasta que esté cremosa, pálida y liviana. Agregar los huevos, uno a la vez, solo agregando el siguiente cuando el primero se encuentre completamente incorporado.

Ahora agregaremos los secos (la mezcla de harina, polvos, bicarbonato y sal) y los líquidos (la mezcla de buttermilk y crema ácida), de forma alternada. Primero, agregamos 1/3 de los secos y batimos hasta incorporar. Luego, agregamos la mitad de los ingredientes líquidos, y batimos hasta incorporar totalmente. Luego, repetir con otro tercio de secos y la mitad restante de los líquidos. Terminamos con el último tercio de los secos, el cual mezclamos apenas hasta incorporar. Evitar sobre batir.

Verter la mezcla lista en el molde preparado. Con una cuchara o una espátula, esparcir la mezcla de forma uniforme a lo largo del molde. Sobre ello, posicionar las tajadas de durazno, tratando de que queden homogéneamente esparcidos. Sobre ello, se espolvorean las migas del crumble, cubriendo todo el molde. Metemos al horno precalentado.

Hornear por alrededor de 55 minutos, o hasta que al insertar un palito de mondadientes al mitad del queque, éste salga limpio. Dejar enfriar en una rejilla.


* Para hacer el buttermilk: mezclar 1/3 de taza de leche entera con 2 cucharaditas de jugo de limón recién exprimido. Dejar reposar 5 minutos y luego utilizar. Volver a medir para asegurarse de usar 1/3 de taza y no más.

** Para hacer la crema ácida: mezclar 1/3 de taza de crema con 2 cucharaditas de jugo de limón recién exprimido. Dejar reposar 5 minutos y luego utilizar. Volver a medir para asegurarse de usar 1/3 de taza y no más.

3 comentarios:

  1. Lo hice y quedó exquisito y hermoso. Muchas gracias por tus recetas! Tu blog es lo mejor, muy entretenido y útil :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me alegro que te haya resultado bien.
      Gracias por tus palabras respecto al blog!

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. que rico se ve Magdalena, Te agradezco que me hayas visitado. Es mi mama que esta enferma y yo la estoy cuidando. Un abrazo y gracias!

    ResponderEliminar

Hay alguien al otro lado de la pantalla?!