lunes, 30 de enero de 2017

Deliciosa Tarta de Nueces


Sé que proponer prender el horno en un Verano tan atrozmente caluroso como éste es una idea impopular. Lo sé. Yo también estoy muerta de calor. Día y noche. Al borde de la calcinación. 

Pero espero que no veten a priori esta receta por ello, sino que muy por el contrario, mi esperanza es que la aprecien en su mérito: si estoy proponiendo, en pleno Verano (infame, mortal y atroz Verano), prender el horno para hacer esta tarta, es porque esta tarta es excepcionalmente buena.


Es una tarta de nueces. Esta una prima del clásico kuchen de nueces chileno, excepto que es la prima más rica, más mejor y más refinada.

Lo común que tiene con el kuchen de nuez chileno es el relleno: a base de leche condensada y nueces. Esto en contraposición de las tartas de nueces gringas que no llevan leche condensada, sino que syrup y hartos huevos en vez. Pobres gringos, aún no aprehenden lo maravillosa que es la leche condensada. Y es que en este relleno queda perfecta. Forma un relleno denso pero no pesado, dulce pero no empalagoso, y todo y todo, perfecto.


Lo distinto que tiene con el kuchen de nueces chileno, es la masa. Típicamente la masa de los kuchen es una masa súper aireada y tierna, que típicamente lleva polvos de hornear. Una suerte de queque denso. Personalmente, no soy gran fan de ese tipo de masa, y prefiero las masas clásicas de la pastelería francesa. En particular, he utilizado acá una Pâte Sucrée, que es una masa de mantequilla dulce, básicamente una masa de galletas. Es sencillísima, pero, según mi humilde opinión, ideal para esta tarta. Es crujiente, dulce y dorada. Se mantiene durita y crocante, sin ablandarse con el relleno.


Otra diferencia que tiene con el clásico kuchen de nuez, es que en esta ocasión en particular, he utilizado una mezcla de pecanas y nueces corrientes para el relleno. La razón era simplemente que tenía hartas pecanas esperando ser utilizadas en mi despensa, pero desde luego que pueden hacerla con nueces normales sin problemas.

La preparación es bastante fácil, con la única prevención de que es necesario prehornear la masa y dejarla enfríar antes de rellenarla y hornearla con el relleno. Esto asegura que la masa quede como antes describía: siempre crocante, crujiente, durita y doradita. Puras caracerísticas felices.


El resultado final es taaaaaaaaaaan rico. Tan rico que vale la pena prender el horno en días como éstos. La recomendación es hornear en la noche, cuando la temperatura ya haya bajado. Yo estoy prendiendo el horno tipo 10-11 de la noche. Así he sobrevivido.

Tarta de Nueces

Masa (Pâte Sucrée)

Receta adaptada de: BBC Food
Rinde: 300 gramos de masa (suficiente para una tarta de 22-25 cms de diámetro)

90 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente
65 gramos de azúcar
3 yemas de huevo
200 gramos de harina
1 pizca de sal

Batir la mantequilla con el azúcar, hasta cremarlas. Agregar las yemas de huevo, una a una, y batir hasta que estén completamente incorporadas. Adicionar la harina y la sal, y mezclar hasta que se forme una masa. Si la masa estuviera muy seca y arenosa, agregar 1-2 cucharadas de agua fría.

Volcar la masa sobre la mesada y amasar hasta que se forme un bollo compacto y homogéneo. 
Envolver en papel plástico. Refrigerar por al menos 30 minutos. Alternativamente, puede ser congelada para usar en el futuro.

Retirar del frío, y estirar con uslero hasta lograr un grosor de alrededor de 0,5 cms.

Enmantequillar la base y lados de un molde redondo de base desmontable, idealmente. Cubrir la base del molde con masa. Luego, cortar tiras de masa de alrededor de 2,5 cms de ancho, y utiliza para cubrir los laterales del molde.

Refrigerar por mientras se precalienta el horno a 180ºC.

Antes de hornear, cubrir la masa con papel aluminio para evitar que se dore excesivamente. Hornear en el horno precalentado por alrededor de 15 minutos, o hasta que los bordes de la masa empiecen apenas a tomar color.

Enfriar una rejilla. Debe estar completamente a temperatura ambiente para rellenar.


Relleno de Nueces

Receta adaptada de: libro Cocina de Mercado de Sol Fliman
Rinde: 1 tarta de 22-25 cms de diámetro

300 gramos de nueces  (yo utilicé mezcla de pecanas y nueces normales)
1 tarro de leche condensada (397 gramos)
1 yema de huevo
100 gramos de mantequilla, derretida
1/2 cucharadita de canela en polvo

Procesar las nueces, sin pulverizar, sino que triturando hasta que estén en pedazos pequeños. No hay problema si quedan algunos pedazos más grandes. Alternativamente, picarlas finas.

En un bowl mediano, mezclar las nueces, la leche condensada, la yema, la mantequilla derretida y la canela hasta que esté homogéneo.

Verter la mezcla sobre la base de tarta prehorneada.

Hornear en horno precalentado a 180ºC, por alrededor de 35 minutos o hasta que al sacudir ligeramente el molde, se note que el relleno está cuajado, y esté dorada la superficie.


Dejar enfriar antes de desmoldar y cortar.

3 comentarios:

  1. No prender el horno en esta época es para débiles, o para quien no es un real amante de los dulces, es decir, malas personas.
    Tengo una duda sencilla, pero fundamental a la vez. Cómo logras armar TAN bien la masa? Y que te quede con el grosor perfecto en los bordes? Y que se forme ese ángulo de 90•? Seria como un sueño para mi poder resolverlo algún día.
    Se ve maravilloso este kuchen, felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniela, mira yo tengo dos opciones ... tengo un uslero josephjoseph que trae una plaquitas adaptadoras de espesor (por llamarlas de algun modo) que te sirve para logran una masa pareja, en mi caso el mio tiene tres una de 1 cm otra de 0,6 cm y otra de 0,2 cm.... se que ahora llego a Chile una que trae 4 (la he visto en una tienda que se llama Juliana) y la otra opción muchooo mas económica es usar palillos ya sea de maqueta o palillos para tejer largos.. usa el espesor deseado, para tarta debería ser unos 0,5 cm, los colocas a los lado de tu masa y hacer rodar el uslero por encima de ellos... y listo masa de un espesor parejo.

      Eliminar
  2. El kuchen de nueces que comemos en el sur es bastante más golosiento...lleva dos capas de masa, no esta sucree si no esa masa más densa, que bien hecha es deliciosa. en tremedio crema de leche batida y por encima de la segunda capa una mezcla de nueces, mantequillas, azucar y crema, dígamos que un nougat...luego hay que salir a correr diez vueltas a la manzana para quemar las diezmilochicientas calorías que nos mandamos...pero la felicidad es así. Saludos buena receta nos compartes.

    ResponderEliminar

Hay alguien al otro lado de la pantalla?!