martes, 24 de marzo de 2015

Una vez más, Crumble Cake de Arándanos

Siendo 24 de Marzo, y habiendo el Verano llegado oficialmente a su ocaso, estoy sufriendo. No puedo aceptar el término de la temporada.

Cuando llegó Marzo, yo no quería que llegara, por lo que empecé a jugar con mi mente, y a forzarme a pensar que aún no llegaba. Y como justamente me dieron una semana de vacaciones a principio de Marzo, todo se hizo muy real y genuinamente empecé a pensar que Marzo aún no llegaba. Y luego cuando volví de las vacaciones, no lo pude asimilar. Y empecé a consumir heroína todos los días. Les escribo desde una clínica de rehabilitación, de hecho.

No, en verdad no. Pero sí me seguí engañando a mí misma. Y falté toda la primera semana a la U, seguí levantándome tarde, seguí gastando mucha plata (ah, sí, en las vacaciones también me auto convencí de que era legítimo darme todos los gustos posibles, muy a costa de mi sueldo de estudiante), seguí alargando las noches, y tomando pociones recreacionales hasta la madrugada en la mitad de la semana. También me compré un viaje al Caribe en un arranque de locura.

Como parte de mi maquinación mental, he seguido cocinando puras cosas veraniegas. Todo lo que es berries, mango, durazno, maracuyá. Me niego a comprar una manzana hasta Julio. Ni hablar de peras.  Justamente, así es como llegué a la receta de hoy: Crumble Cake de arándanos. Apenas vi los arándanos en el súper saqué tres cajas, y las metí en mi carrito,  junto a todo resabio de estabilidad mental.



sábado, 14 de marzo de 2015

Empanadas hojaldradas de durazno (alerta de masa excepcional!)

Esta es la última receta de duraznos de la temporada. Lo juro. Es que los amo caleta; no puedo evitar sentirme instada a cocinarlos cuando quiero que los veo sentados, curvilíneos y sonrosados, en un puesto de fruta (sí, hasta algún punto me erotiza la fruta de temporada, y qué tanto?!).

La receta de aujourd’hui: Empanadas hojaldradas de durazno.



El nombre suena raro, lo sé. Pero es que la receta es gringa (para variar en este blog), y traducir los nombres de las confecciones al español es para mí un dilema ético moral de proporciones magnánimas. A vers… en inglés, esta receta lleva el nombre de “Peach Hand Pies”. Se llaman así porque es esencialmente un pie de durazno, pero en formato individual, como para llevárselo en la mano. La cosa es que traducido al español se llamarían “Pies de Mano de durazno”, y suena medio siútico. Entonces opté por llamarlo Empanadas Hojaldradas de Durazno, que tampoco es un nombre ideal, pero bueno… no juzgue el libro por la portada, dice el dicho.

Y oh, las deidades, no vayan a juzgar esta receta por su nombre, pues, contrario a lo que evoca su nombre, es una maravilla. O sea, todo lo que tiene durazno para mí es una maravilla, pero, esta receta en particular tiene otro elemento sublime: la masa.



jueves, 5 de marzo de 2015

RLCCh Febrero: INVITAR SIN COMPLICACIONES, de Martita Serani.

El mes pasado instauré una nueva sección en el blog llamada Revisión de Libros de Cocina Chilenos (RLCCh), en la que revisaré mensualmente un libro de cocina escrito por algún chileno, con la esperanza de que pueda servir de orientación para alguien que esté buscando comprar un libro de este tipo.



Pues bien, en Enero revisé el libro de Carpentier, "Cocina de Barrio". El libro de Febrero es "Invitar sin Complicaciones" de Martita Serani

(Ya sé que estamos en Marzo ya, pero me atrasé porque estaba salvando al mundo)