miércoles, 25 de febrero de 2015

Cobbler de Duraznos

Prosigo con las recetas con duraznos, pues los duraznos son una de mis frutas preferidas en la vida. Junto con el maracuyá. Y con las frambuesas. Y con el chocolate.


La receta de hoy es un Cobbler de Durazno.



lunes, 16 de febrero de 2015

Durazno Melba, el mejor postre de la temporada

La receta de hoy es un postre que es poesía, amigos míos, ¡POESÍA!

Es una oda al Verano y a su esplendorosa fruta.

Es loa, verso y alabanza estival.

Aaaaah, con suma dicha les presento al sublime:
Durazno Melba.


miércoles, 11 de febrero de 2015

Torta 3 leches de maracuyá.

A través de mi vida he aprendido muchas cosas, todas las cuales se pueden sintetizar en dos grandes principios que iluminan mi actuar cotidiano: 1. No matarás ni volverás a tomar terremotos, y 2. Cualquier cosa se vuelve automáticamente mejor con maracuyá.

Del primer axioma no hablaré, pues es una conversación que se puede volver demasiado gráfica demasiado pronto; pero sí me referiré a la segunda máxima: el maracuyá mejora todo lo habido y por haber. Lo que es malo, lo hace bueno. Y lo que es bueno, lo hace muy bueno.

Caso en cuestión: la torta de tres leches.


domingo, 8 de febrero de 2015

Repudio a la Caja Fuud (de Enero)

Han escuchado de la caja Fuud? Ha salido en hartas revistas y en secciones de cocina de diarios y demases.
Bueno, yo la pedí, y he aquí mi experiencia:

Partiré por decir que la pedí por mera curiosidad gastronómica personal. Nunca tuve la intención de escribir acerca de ella por acá, pero mi decepción ha sido tanta que considero cívicamente correcto hacer una advertencia pública.

Segunda aclaración pertinente: sólo he pedido la caja de Enero. Quizás sólo ésta fue la mala, y quizás las otras sean magníficas, pero al menos en mi experiencia como consumidora, jamás jamás la volvería a pedir.



domingo, 1 de febrero de 2015

Final de MasterChef

En el post pasado hice una revisión del libro de Carpentier. Recientes hechos de la TV nacional me han hecho pensar que he sido demasiado dadivosa en mis palabras, y quisiera en este post rectificarlas:

Te odio Chris Carpentier.

Además:

Te odio Yann y Ennio. 

Y muy especialmente:

TE ODIO NAKASONE.

Esta final de MasterChef es una embestida al talento, a la pasión por la cocina. Cocinar no es una actividad meramente académica, Jesucristo.

Me encuentro devastada.

LARGA VIDA IGNACIO. LARGA VIDA.