martes, 30 de diciembre de 2014

Cupcakes de Navidad, como corresponde.

No había tenido la chance de ver Master Chef, y ahora que porfin estoy de vacaciones decidí verlo. Y el primer capítulo que veo fue el del 21 de Diciembre, que fue ese donde fueron a cocinarles a los bomberos y que luego, al equipo perdedor lo mandaron a hacer cupcakes.

Y Dios mío, Jesús, Osiris y Viracocha, qué trágico cómo esta gente hace cupcakes. O sea, filo, no tienen porqué saber cómo hacer cupcakes, si al final del día es una receta completamente foránea a nuestra cultura gastronómica... OK, lo entiendo... pero la ineptitud criminal para hacer un bizcocho, Santa María Madre de Dios!! 

Que ruegue por ellos pecadores.

No por mi, pues yo se hacer cupcakes.

A mi no me hubieran eliminado en ese programa. 

Y de hecho, si hubiese ido, probablemente ahora estaría desnuda en una cama, con Carpentier por un lado, alimentándome con frutillas, y con el juez Yann por el otro lado, cubriéndome con crema. 

(Qué feliz ejercicio mental es imaginarse en programas de tele y creer que uno ganaría. Típico, viendo Quién Quiere Ser Millonario, uno desde la casa pensando que se sabe las respuestas a todas las preguntas y que si estuviera ahí se ganaría todo el premio).

Pero bueno en fin, traigo cupcakes. Navideños. (Atrasados, si sé). Y buenos. Regocijaos.


Bien. Estos son Cupcakes de Pan de Pascua con Glaseado de Queso Crema y Limón


Una prevención académica (que me doy el lujo de hacer tras ver el descalabro de Master Chef): la base de pan de pascua de estos cupcakes es bien poco convencional. Normalmente, la base de los cupcakes debe ser un bizcocho aireado y esponjoso, y el pan de pascua tiende a ser denso y seco, además de tener frutos confitados y adiciones muchas en la masa. Así, por regla general, recomiendo no usar el pan de pascua para hacer cupcakes. Esta receta en particular es la excepción, y funciona exclusivamente pues el pan de pascua utilizado es el que ya había compartido en este post, y que no es seco ni pesado. Además, se usa fresquito, es decir, hecho el mismo día que se va a comer, esto para asegurarse de que esté blando y esponjoso. También, se le quitan todas las adiciones salvo las nueces picadas que se duplican en cantidad.

Miren qué bonis.



Y qué blanditos.

El glaseado en los cupcakes es un tema delicado, y creo yo, fundamentalmente incomprendido en los cupcakes que he probado en Chile. Hay quienes consideran que el glaseado, o "frosting" es un elemento meramente decorativo, cuando nonono. El glaseado es parte esencial del cupcake, y debe complementar al bizcocho, en sabor y en textura. Y bueno sí, ojalá se vea bonito, pero no es eso lo principal.


Yo había hecho varias recetas de glaseado y ninguna me había satisfecho completamente. Las encontraba todas muy dulces, muy grasosas y muy espesas. Y creí por un tiempo que los cupcakes entonces no eran para mi. Pero luego fui a Washington este año, y naturalmente que pasé a Georgetown Cupcakes, que es el mismo lugar de ese reality del cable. La cosa es que los cupcakes de ahí son verdaderamente excepcionales. El glaseado, sobretodo, es una maravilla, un regalo de las deidades. Cremoso, aireado, suave y sabroso, aumentando la gloria del bizcocho.

Cuando volví a la madre patria me puse a investigar en búsqueda de su receta de glaseado, y la encontré. Es un glaseado de queso crema y mantequilla, nada excepcional ahí. El gran secreto es el batido. Es necesario batir el glaseado a velocidad muy rápida por al menos 3 minutos (eso con Kitchenaid; con batidora eléctrica de mano deben ser unos 5 minutos al menos). En ese tiempo el glaseado se vuelve liviano y aireado y suave y cremoso. Deliciooooooous.


En cuanto al sabor, este glaseado es de limón. La razón de ello es que el gustito cítrico combina de las mil maravillas con el sabor especiado del pan de pascua de la base. Rico, rico.



En cuanto a la decoración, me fui por la ruta sencilla. Una boquilla grande redonda y liz taylor. Cuidando no excederse con las cantidades (porque hay quienes apilan glaseado como si fuera el Everest).

Si quisieran, puden usar una boquilla de estrella u otra boquilla con más detalle.



Por último, los detalles. Algunos con zarzaparrillas frescas y otros con unos muérdagos de pasta de goma que había hecho hace algún tiempo.


Pero filo con las decoraciones. Lo esencial son lo deliciosos que son. La combinación de sabores es redonda, y la textura es buena buena. El pan de pascua blandito y esponjoso, con la crocancia de las nueces, y el glaseado cremoso, suave y en su justa medida.



Eso respecto a los cupcakes. Altamente recomendados. La receta está abajito.

Una nota aparte, este año también hice las Real Galletas de Jengibre, que fue una receta que compartí el año pasado y a la cual vuelvo a hacer referencia porque en verdad es muy rica. Link a la receta ACÁ.


Ah! Y nos vemos el próximo año!!

Cupcakes de Pan de Pascua y Glaseado de Queso Crema y Limón


Para Base de Pan de Pascua

Rinde: para muchísimos cupcakes! alrededor de 35. Por eso, recomiendo hacer unos 18 (o la cantidad que se requiera) en forma de cupcake, y el resto hornearlo en un molde pan de pascua de 1/2 kilo.

  • 2 ½ tazas de harina
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • ½ taza de azúcar
  • ½ taza de azúcar morena (reemplazable por azúcar rubia)
  • ¾ cucharada de canela
  • ¾ cucharadita de nuez moscada molida
  • ¾ cucharadita de clavos de olor molidos
  • ½ cucharadita de esencia de Pan de Pascua (la típica Gourmet)
  • 2 cucharadas de ron dorado, o bien ½ cucharadita de esencia de ron (ídem)
  • 2 cucharadas de syrup (reemplazable por miel)
  • 1 ½ taza de puré de manzana
  • ¾ taza de ciruelas secas descarozadas
  • 2 huevos
  • 125 grs. de mantequilla a temperatura ambiente, cortada en cubos
  • 1½ taza de nueces picadas 
Primero, hacemos el puré de ciruelas. Se ponen las ciruelas secas en una olla pequeña y las cubrimos con agua. Se pone a hervir por 10 minutos. Tras eso, retiramos las ciruelas del agua y las molemos con un tenedor (pues estarán blandas) o bien, con una procesadora directamente.

Segundo, preparamos los ingredientes húmedos: medimos ½ taza de puré de ciruelas secas y lo vertemos a un bowl pequeño. Le agregamos  el puré de manzanas, el syrup, las esencias (pan de pascua, almendra y anís) y el ron. Es recomendable moler todo en la procesadora o con la mini pimer.

Tercero, preparamos los ingredientes secos. Antes que todo, retiramos 3 cucharadas de harina de la cantidad total y la reservamos aparte. El resto de harina se pone en un bowl grande y se mezcla con los polvos de hornear, el bicarbonato, las azúcares y las especies (canela, nuez moscada y clavo de olor).

Cuarto, preparamos las nueces. Se mezclan las nueces con las 3 cucharadas de harina reservadas. Se dejan a un lado.

A continuación, empezaremos a unir los ingredientes. De partida, a los  ingredientes secos se le agregan los ingredientes húmedos, mezclando con batidora eléctrica, sólo hasta que se incorporen. Agregamos los huevos, uno a uno, mezclando bien tras cada adición para asegurarnos de que se hayan incorporado completamente. Con la batidora andando, agregamos la mantequilla y mezclamos hasta incorporar. Por último, se le agregan los frutos con la harina, sólo hasta incorporar homogéneamente.

Se vierte la mezcla en moldes de muffins con papeles para cupcakes. Se llenan hasta 3/4 de su capacidad.

Se hornea en un horno precalentado 180°C por 15-20 minutos, o hasta que estén dorados y que al tocarlos, la superficie esté seca y se noten esponjosos. Al insertar un palito, debe salir completamente limpio. 

Dejar enfriar completamente sobre una rejilla antes de glasear.

Para Glaseado

Rinde: Para alrededor de 20 cupcakes, dependiendo de la generosidad con la que se use.

  • 125 grs. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 226 grs (1 paquete corriente) de queso crema de tipo Philadelphia, a temperatura ambiente
  • 3 ½ tazas de azúcar flor
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla (opcional)
  • ralladura de 2 limones
  • jugo de 1 limón

Poner todos los ingredientes en un bowl y con batidora eléctrica mezclar. Una vez que esté todo mezclado, batir entre 3-5 minutos, o hasta que el glaseado esté completamente homogéneo, suave y aireado.

Si está muy blando, se puede dar un golpe de frío de 10 minutos antes de decorar.

Para decorar, poner dentro de una manga con boquilla a elección y decorar a gusto.

7 comentarios:

  1. el queso crema es de los "normales", de esos tipo paté?

    ResponderEliminar
  2. Hola! No, es queso crema del tipo Philadelphia.
    Gracias por la pregunta; aprovecharé de aclararlo en la receta!

    ResponderEliminar
  3. Que lindos te quedaron.Pero tu siempre has hecho lindos cupcakes.
    Justo vi ese capitulo! Casi me mori cuando lovi.
    Mi hija hace cupcakes!
    Feliz Año nuevo magda!!!!

    ResponderEliminar
  4. Que bueniiiisimoos que están. Me puse a leerte y los recordé. Para que sepan l@s lector@s que la chiquilla, como buena amante de la cocina, comparte sus manjares con los que más quiere.
    Si ganabas masterchef <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajja CATALINAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA <3

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Hola! recién descubrí tu blog y amé las recetas <3
    Pero tengo una duda en relación al tamaño de las tazas, tienes una medida especial? de cuántos gramos son?

    ResponderEliminar

Hay alguien al otro lado de la pantalla?!