jueves, 14 de marzo de 2013

Galletas Blanco y Negro de Terciopelo Rojo

No espero que nadie comprenda estas galletas, porque son completamente bizarras.
Yo misma no las entiendo mucho.
Pero son muy ricas, así que he las aquí.
Se llaman Galletas Blanco y Negro de Terciopelo Rojo.
Y  a pesar de eso suena muy complicado, son bastante simples.

Esta foto me encanta mucho.

Pues bien, estimados, estas galletas como la gran mayoría de recetas de este humilde blog es gringa, yanqui y malvada.
Resulta que en los Estados Unidos de América hay una torta muy típica llamada "Red Velvet", Terciopelo Rojo, que es una torta algo achocolatada con un característico tinte rojo. Inicialmente el tinte rojo provenía de un proceso de oxidación del cacao en la receta, pero hoy por hoy, se le echa colorante rojo para emular el efecto. Típicamente la torta se glasea con glaseado de queso crema, "cream cheese frosting", lo que resulta en un muy kitsch contraste entre el exterior blanco y el interior rojo. Yo la he preparado un par de veces, tanto en formato torta como en formato cupcakes, y es de hecho muy muy buena. La verdad es que el colorante no suma sabor, pero como que le da toda la gracia. Espero poder compartir esa receta prontamente con uds. todos.
El Terciopelo Rojo es lo primero.
Lo segundo, son las "Black and White Cookies", Galletas Blanco y Negro. Estas galletas son típicas de Nueva York y consisten en una galleta tipo cake, es decir aireada, esponjosa y blanda, glaseada con "icing" blanco y negro.
En tercer lugar está Joy the Baker, un blog genial. Es una chiquilla que se le ocurrió esto y me pareció muy divertido.
Con todo lo anterior, tenemos las bellas, simpaticonas y riquísimas, Galletas Blanco y Negro de Terciopelo Rojo.

El mundo no es naturalmente tan rojo... es resultado de un proceso de editado.






Son bastante fáciles de hacer. La masa es prácticamente la mezcla de un queque simple. El ingrediente secreto es el colorante rojo.
La mezcla parecerá rosada, pero con la adición del caceo, en el horno se transforma en un color más profundo y no tan terriblemente artificial (aunque de hecho sea, terriblemente artificial).

¡Colorante!

Luego de cocidas viene el proceso de glaseado que es muy sencillo. Se prepara un poco de glaseado de queso crema (queso crema, mantequilla, azúcar flor y vainilla; 10 segundos en la procesadora; ¡listo!) y poco de glaseado de chocolate (chocolate, mantequilla y un poco de miel; microondas; ¡listo!). Las galletas se glasean boca abajo, y simplemente se pone glaseado blanco en una mitad de la galleta, y en la otra mitad, glaseado de chocolate.

Se glasea la parte de abajo de las galletas, de modo que la superficie sea plana.
A mí me gustaron harto. Son divertidas y ricas. La galleta tiene un suave sabor a cacao y los glaseados son muy muy ricos. Pero ante todo, son simpáticas a la vista. Decidir si morder el glaseado blanco primero, o el negro, o ambos juntos es un muy emocionante juego. Jajaja. No. Pero igual sí.
"cakey": galletas con textura como de queque; blandas y esponjosas.
Galletas Blanco y Negro de Terciopelo Rojo
Adaptadas de:  Joy the Baker

Para las Galletas:
2 1/ 4 tazas harina
2 cdas. caco en polvo amargo
1 cdita. bicarbonato de sodio
3/4 cdita. sal
125 grs. de mantequilla, a temperatura ambiente
1 taza de azúcar
1 huevo
1 yema
1 cda. colorante rojo
1 1/2 esencia de vainilla
3/4 taza de buttermilk

Para el Glaseado de Queso Crema:
1/2 paquete de queso crema (4 onzas)
60 grs. de mantequilla, a temperatura ambiente
1 taza de azúcar flor
1 cdita. esencia de vainilla (o polvo de vainilla, o media vaina de vainilla)

Para el Glaseado de Chocolate
150 grs. de chocolate amargo
50 grs. de mantequilla
2 cdas. de miel

Para hacer las galletas: En un bowl mediano, mezclar los ingredientes secos (la harina, el cacao, bicarbonato y sal).
En un bowl grande, batir la mantequilla con la azúcar hasta que esté aireado y cremoso. Agregar el huevo y la yema, mezclando bien. Incorporar la vainilla y el colorante rojo.
Incorporar la mitad de los ingredientes secos, intercalando la otra mitad con el buttermilk.
La masa debiera ser espesa pero no lo suficiente para moldear con las manos.
Con una cuchara poner porciones pequeñas en una bandeja enmantequilla o con papel mantequilla. Mojar la cuchara y aplastar la masa, de modo que quede relativamente plana.
Hornear alrededor de 15 minutos a horno medio (180°C), o hasta que se sientan firmes al tacto.

Se dejan enfriar y se glasean, esparciendo cada uno de los glaseados en una mitad de las galletas. Son felicidad pura.

Para el glaseado de queso crema: se procesan todos los ingredientes hasta que esté homogéneo y cremoso.

Para el glaseado de chocolate: todos los ingredientes se ponen en el microondas hasta que la mantequilla se derrita. Se revuelve bien la mezcla hasta que se haya fundido el chocolate y la mezcla esté homogénea y brillante.

3 comentarios:

  1. BIZARRAS PERO SE VEN MUY RICAS. Y TAMBIÉN ME RE-ENCANTÓ LA FOTO, ME IMAGINO QUE SON TUS PATITAS....

    ResponderEliminar
  2. Interesante receta, buenas fotos, muy apetitosas, me gusta tu blog tiene muchas variantes y es de gran calidad.. Te invito a visitar mi blog de Valencia, con recetas tradicionales de la Comunidad Valenciana.

    http://valenciagastronomic.blogspot.com.es

    Esta semana "la mona de pascua de Valencia " y la semana que viene “Un menú de cuaresma muy alicantino” ¿te lo vas a perder?

    En mi blog encontrarás un traductor a tu idioma

    Además, si te gusta la gastronomía valenciana, puedes colocar el código HTML en tu blog y tendrás acceso directo a mi blog, verás que chulo.

    ResponderEliminar

Hay alguien al otro lado de la pantalla?!